Guzmania

Guzmania

guzmania

La guzmania es una flor bonita donde se puede observar que destacan las intensas tonalidades de sus brácteas. Pertenece a la familia de las Bromeliáceas y existen hasta 212 especies conocidas. El origen de la planta de la guzmania está en las zonas tropicales de América del Sur.

Las brácteas es el término usado en botánica para llamar al órgano foliáceo en la proximidad de las flores y que son diferentes de las hojas normales de la planta. En el caso de las guzmanias las hojas brotan del centro y las brácteas se superponen unas sobre otras. Forman una especie de capullo de medidas variables de entre 25 y 40 centímetros de altura, gracias a la forma y a la disposición de las hojas y las brácteas almacenan agua.

El proceso de crecimiento de este tipo de plantas es curioso. De la guzmania salen hojas de color verde y durante su crecimiento va cambiando de color pasando por el amarillo, rojo, naranja y hasta violeta. Después de que la planta ha florecido se marchita, no sin antes dejar algún hijo en su base. La duración media de vida de la planta de la guzmania es de 3 años y como ya hemos comentado en sus últimas etapas nos dejará hijos en la base de la planta.

Como hemos observado la Guzmania tiene numerosas especies aunque cabe destacar por ejemplo la guzmania lingulata, guzmania monostachia y la guzmania sanguinea.

Hay numerosos tipos de guzmanias como  la guzmania conifera claramente distinguible por su flor en forma de cono y color naranja así como otras guzmanias lindenii, guzmania zahnii, guzmania musaica y la guzmania berteroniana entre otras

Guzmania Lingulata

La guzmania lingulata es una especie de hoja perenne. El color de las hojas es de un tono verde metálico muy bonito. Las flores de esta variedad suelen ser de tonalidades blanco amarillas circundadas por brácteas de color rojo.

Guzmania Monostachia

La guzmania monostachia también conocida como guzmania tricolor con hojas anchas de 45cm de altura normalmente y produce inflorescencias encerradas entre brácteas blanco-verdosas jaspeadas de un color púrpura hermoso. Es una de las especies de la guzmania que son consideradas epifitas es decir que crecen y se desarrollan en árboles y muy raramente en la tierra.

Guzmania sanguinea

La guzmania sanguínea es una especie de guzmania común, con hojas anchas y donde se caracteriza por las manchas o “salpicaduras” de color rojo que hacen recordar a la sangre. Los cuidados de esta especie en maceta son como los de cualquier otra especie de guzmania.

Guzmania: Cuidados

La guzmania y sus cuidados, que no son tantos puesto que no es muy exigente. Es una planta fácil de cuidar y cultivar. Pero si queremos garantizar al máximo el tiempo de vida de estas guzmanias debemos prestar atención especialmente a estos detalles:

Cultivo Guzamania

En cuanto al tema del riego y la humedad tampoco son excesivamente tiquismiquis las plantas de las guzmanias pero sí es importante tener presente que ya que vienen de zonas tropicales y húmedas, hay que intentar mantener siempre la tierra húmeda, esto no significa que tengan que estar muy mojadas o encharcadas, la tierra humedecida es lo que precisan estas plantas.

En cuanto al tema del agua utilizada para las guzmanias hay que prestar especial atención a las aguas donde hay mucha concentración de cal, en este caso es recomendable poner a hervir el agua con alguna gota de vinagre para quitarle impurezas y entonces utilizarla para regar nuestra guzmania. Recuerda no dejar charcos ni en la tierra ni que el plato quede con agua.

Las guzmanias son unas plantas o flores bonitas donde la copa central se debe mantener siempre con agua, en este caso es importante usar el agua como hemos comentado antes y no dejarla por siempre ahí, entre 7 y 15 días cambiar el agua de la copa central para que no se estanque y pueda perjudicar al crecimiento y desarrollo de la planta.

Guzmania

Riego y Humedad

En cuanto al tema del riego y la humedad tampoco son excesivamente tiquismiquis las plantas de las guzmanias pero sí es importante tener presente que ya que vienen de zonas tropicales y húmedas, hay que intentar mantener siempre la tierra húmeda, esto no significa que tengan que estar muy mojadas o encharcadas, la tierra humedecida es lo que precisan estas plantas.

En cuanto al tema del agua utilizada para las guzmanias hay que prestar especial atención a las aguas donde hay mucha concentración de cal, en este caso es recomendable poner a hervir el agua con alguna gota de vinagre para quitarle impurezas y entonces utilizarla para regar nuestra guzmania. Recuerda no dejar charcos ni en la tierra ni que el plato quede con agua.

Las guzmanias son unas plantas o flores bonitas donde la copa central se debe mantener siempre con agua, en este caso es importante usar el agua como hemos comentado antes y no dejarla por siempre ahí, entre 7 y 15 días cambiar el agua de la copa central para que no se estanque y pueda perjudicar al crecimiento y desarrollo de la planta.

Tierra – Trasplante de la Guzamania

En este caso lo que debemos tener presente para trasplantar nuestras plantas de guzmania es que la maceta se haya quedado pequeña para contener las raíces y la planta.

Dado que la planta de la guzmania es una planta acidófila que requieren una tierra con un ph bajo es bueno tener esto presente para la tierra. Donde el sustrato contenga turba, materia orgánica y mantillo de hojas y que la tierra esté suelta.

Abono Guzmania

El abono de la guzmania es simple, con un fertilizante líquido normal disuelto en el agua y que se utiliza en períodos de crecimiento. Este fertilizante disuelto en agua es bueno echarle en el riego de la tierra así como en la roseta central.