begonia

Begonia

begonia

La begonia es la planta de la paciencia, con la que demostrarás que puedes armarte de valor para superar cualquier situación inesperada de la vida. Además sus flores son brillantes y de colores vivos, serán perfectas para alegrar cualquier rincón de tu hogar, jardín o patio.

Las Begonias son originarias de los trópicos y subtrópicos, más en concreto de América, África y Asia, pero hoy en día se cultivan en todo el mundo, y fueron descubiertas por el botánico francés Charles Plumier a principios del siglo XVIII. 

Existen hasta 1.500 especies de esta planta de flores preciosas, sin contar con las variedades e híbridos que existen en el mercado, utilizados y comercializados para su popular uso en jardinería, podremos encontrar hasta 10.000 tipos.

Las begonias tradicionalmente tienen como significado la singularidad, la armonía, la gratitud o la precaución. Tiene un significado oscuro, actualmente anticuado, que en muchas culturas y en el mundo del teatro se guiaba como una señal de advertencia sobre nuevas situaciones inesperadas o futuras desgracias, pero si estás pensando en regalar una begonia, no debes preocuparte por esto, ya que hoy en día la mayoría de la gente ve las begonias como un símbolo positivo y alegre. 

Las begonias de diferentes colores tienen su propia importancia y significado, por lo que cada una de ellas es diferente. Más abajo podréis conocer las begonias más conocidas del mercado floral, así como sus características y significados.

Aunque no sean tan populares como las rosas o las margaritas, las begonias son regalos maravillosos para prácticamente cualquier ocasión. Además, son fáciles de cultivar en el jardín o de propagar desde el alfeizar de la ventana. 

Sea cual sea el color o la especie que elijas, un ramo de begonias es una forma excelente de demostrar a alguien que te importa.

Begonia

¿Qué características tiene la Begonia?

Las begonias son plantas de origen tropical y subtropical, suelen utilizarse como plantas de interior y se les distingue fácilmente en los bosques, donde buscan la humedad y la protección del calor, siempre situadas donde no llega la luz directa del sol en la temporada estival.

  • Algunas se cultivan por su follaje asimétrico, estampado y abigarrado, y otras para dar color a las zonas sombreadas del jardín con sus brillantes flores de colores. Aunque suelen ser más pequeñas, las begonias tienen un gran poder de color e interés.
  • En cuanto a la flor: destacan sus tépalos (pétalos y sépalos juntos), generalmente de cuatro colores, en dos pares de diferentes tamaños. Los colores de las flores son rosa, rojo, amarillo o blanco. Las hojas, generalmente asimétricas y alternas, son de forma y color variable en las distintas formas.
  • Son plantas unisexuales, en la variedad masculina encontraremos un gran número de estambres, y en la femenina podremos observar un ovario inferior que posee dos o cuatro estigmas en forma ramificada.
  • Sus hojas y flores son asimétricas, y en este aspecto se muestra una gran diferencia entre las distintas variedades, ya que cada una tiene un aspecto distinto.
  • Aunque la mayoría de las especies de begonia florecen en los meses de verano, algunas variedades florecen en invierno. 
  • Las begonias son principalmente plantas decorativas que constituyen una fabulosa adición a cualquier jardín y crece felizmente en macetas, parterres, cestas colgantes, etc.

Las begonias constituyen una fabulosa adición a cualquier jardín y crece felizmente en macetas, parterres, cestas colgantes, etc.

Tipos de Begonias principales:

El principal atractivo de las begonias es que muchos tipos producen flores espectaculares, hermosas, resistentes y están disponibles en una gran variedad de colores y tipos. Deben plantarse en condiciones de semisombra, donde pocas plantas con flor prosperarán. 

La mayoría de las variedades no necesitan estar plantadas a la luz directa del sol para crecer, por lo que lo ideal es encontrar un lugar que tenga sombra durante parte del día. Suelen florecer durante el verano. 

Hay más de 1.000 especies diferentes de esta planta que puedes cultivar en tu jardín. Cada variación de begonia es ligeramente única, por lo que tendrás que cuidar de cada una de forma diferente para que crezcan correctamente.

A continuación hablamos de algunos de los tipos de begonia más comunes, unas plantas que combinarán a la perfección en tu jardin, hogar o eventos.

Begonias Rizomatosas:

Dentro de la variedad de las begonias rizomatosas se incluyen más de 700 especies y se caracterizan por sus tallos de forma gruesa, que además crecen de forma horizontal. De hecho, sus hojas y tallos tienen numerosas formas y colores distintos, y crecen cerca de las raíces, desde donde pueden brotar rápidamente nuevas hojas y raíces.

Son cultivadas por sus hojas, que resultan muy llamativas, además de que de ellas brotan flores muy atractivas que se producen desde el invierno hasta el verano. Este tipo de begonia no suele crecer mucho gracias a sus rizomas rastreros.

Una de sus begonias más conocidas es la Begonia Masoniana.

Begonia Maculata

La Begonia Maculata es originaria de las zonas tropicales de américa central y se le puede conocer por distintos nombres, ya que en algunos lugares se le conoce por la begonia bambú, en otros casos como la begonia tamaya, pero el nombre por la que es más conocida es la begonia maculata. 

En sus hojas podremos ver una forma de lunares o círculos blancos, que destacan sobre el verde intenso del fondo. Sus hojas caen en cascada, y si la begonia es atractiva de forma natural, cuando florece lo es todavía más, gracias a sus flores acampanadas, que nacen en forma de racimos y lo hacen sin descanso desde primavera hasta verano.

Begonia Elatior

La begonia elatior es originaria de Brasil y es una planta tuberosa, que quiere decir que las raíces de esta begonia se especializan en la reserva de nutrientes que la planta produce en las hojas. 

Las hojas son carnosas y de un color verde brillante. 

Con respecto a sus flores podremos encontrar una gran variedad, como por ejemplo en tonos amarillos, rosas, naranjas o blancos, que florecen desde principios de la primavera hasta finales de otoño. 

El crecimiento de las begonias elatior es muy enérgico, aunque de esto también depende su variedad.

Begonias Boliviensis

Originaria de Bolivia, como su propio nombre indica, es una planta perteneciente a la familia de las Begoniaceae, y existen hasta más de mil especies.

Esta variedad es muy decorativa, por lo que es fácil de encontrar en cualquier jardín que se precie. Sus flores son acampanadas y colgantes, de un color rojo intenso que abruma y resulta muy atractivo para aquel que la mira. Es una planta que por norma general se planta en macetas colgantes o en zonas desde las que se pueda descolgar, para demostrar todo su potencial.

Así como pasa con el resto de begonias que hemos nombrado, esta también prefiere la semisombra.

Cuidados de la Begonia

Las begonias tienen un cuidado principal  e imprescindible para todos los tipos, y es la eliminación de las flores gastadas mantiene las plantas limpias y sanas, además de promover más floraciones.

A continuación os contamos los cuidados de la begonia:

  • Suelo: a todas las begonias les gusta la tierra húmeda y con buen drenaje, con algo de materia orgánica añadida.
  • Abono: para el cultivo en general, habrá que aplicarle un fertilizante equilibrado soluble en agua una vez al mes durante la temporada de crecimiento. Para las plantas que se cultivan estrictamente por su follaje, como la begonia maculata, hay que utilizar un fertilizante con mayor contenido de nitrógeno.
  • Riego: el riego regular es importante para que las plantas estén sanas. La tierra debe permanecer húmeda en todo momento, pero no demasiado, ya que esto puede provocar la putrefacción. Habrá que regar en la base de la planta para mantener el follaje seco y evitar las manchas en las hojas y las enfermedades producidas por hongos.
  • Enfermedades y plagas: son susceptibles a las cochinillas, ácaros y a la mosca blanca. La podredumbre del tallo y del rizoma puede ser causada por el exceso de riego y el suelo empapado.

¿Cómo reproducir una Begonia?

En comparación con otras flores populares, las begonias son fáciles de cultivar y mantener. La reproducción begonia es a partir de bulbos o esquejes.

Si cultivas begonias en el interior, deberás mantenerlas bajo una lámpara o una ventana con luz indirecta del sol para que su crecimiento sea un éxito, además será esencial mantener la tierra húmeda, al igual que también será muy importante evitar el exceso de riego, si la regamos una o dos veces por semana será suficiente.

A medida que las begonias florezcan será necesario recortarlas y arreglarlas para que se mantengan sanas.

Reproducir Begonias por Esquejes de Tallo

La reproducción de begonias por esquejes se realiza sembrando con un tallo procedente de una planta madre, con la cual se obtiene una nueva planta. El proceso se puede llevar a cabo con raíces, hojas, tallos y rizomas de la planta madre, y la planta originaria deberá estar perfectamente sana y vital. En las begonias es posible realizar la reproducción de las hojas gracias a los meristemos, células que se encuentran en las hojas que permiten que se desarrolle la planta.

Con este proceso el éxito está prácticamente asegurado, gracias a que la reproducción por esquejes de tallo en las begonias es un proceso sencillo que en pocas ocasiones sale mal. Gracias a este procedimiento podremos reproducir begonias rápidamente a través de una técnica vegetal y natural. Además esta reproducción es apta tanto para personas que conocen el mundo de las plantas, como para inexpertos.

Begonia